LOS INICIOS… NO TIENEN PORQUÉ SER TAN DUROS

Ahora que ya se pasó el furor de las promesas de principios de año y que, es probable, te estés planteando abandonar… Vamos a explicarte algunas cosillas sobre lo que conocemos como «rodar». Y no, en este caso, no es dejarse «rodar» ladera abajo, aunque suena divertido!

Continuar leyendo «LOS INICIOS… NO TIENEN PORQUÉ SER TAN DUROS»