LESIONES FRECUENTES con la carrera a pie

La carrera a pie, ya sea por realizar atletismo, jogging, trail o triatlón… tiene una característica fundamental y es la repetición de movimientos (por ello está clasificado como deporte cíclico) y, para evitar las temidas lesiones, debemos mejorar nuestra técnica. Como podrás suponer, es fundamental tanto una correcta alineación de tus estructuras ósea, muscular y ligamentosa como una correcta biomecánica para la prevención de las lesiones.

Triatlón de la mujer – Sertri Valladolid

Además de tu técnica, también influyen otros factores como pueden ser tu edad, tu nivel de experiencia deportiva, salud, nutrición, otros deportes practicados e, incluso, lesiones anteriores.

Lesiones más habituales en este colectivo:

  • Sobrecargas musculares
  • Contracturas
  • Roturas fibrilares tanto en cuádriceps como en isquiotibiales y gemelos.
  • Tendinitis (Aquílea, rotuliana, poplítea,…)
  • Fascitis plantar.
  • Periostitis tibial.
  • Bursitis isquiática (pendientes ascendentes), troncantérea.
  • Fracturas de estrés en metatarsos.
  • Distensión de isquios.
  • Síndrome de la costilla iliotibial.
  • Esguinces
  • Discopatías, hernias discales,…

No por ello, debemos asustarnos. Si hacemos las cosas bien, estaremos “a salvo”.

Qué podemos hacer para evitar las lesiones:

  • Realizar entrenamiento de fuerza.
  • Correcto entrenamiento del CORE.
  • Correcta planificación del entrenamiento y de los descansos.
  • Masajes miofasciales.
  • Visitas regulares a un buen fisio DEPORTIVO.
  • Correcta alimentación programada para cada etapa del entrenamiento, período de competiciones, etc
  • Fortalecer tobillos con ejercicios específicos y trabajo de propiocepción para evitar, en la medida de lo posible, los esguinces (especialmente en trails)
  • Mejorar nuestra técnica de carrera. Te recomendamos también este post sobre cómo correr bien.
  • Trabajo de movilidad articular y sesiones específicas de estiramiento.
  • Especial atención al calzado y el kilometraje del mismo. En función de tu nivel, deberías tener un par de zapatillas para los rodajes y las cuestas; y, otro par de zapatillas para las series y las competiciones. Y no utilizar ninguno de estos pares para tu día a día (sólo cuando las “jubiles”). Te recomendamos que compres zapatillas buenas y adecuadas a tus características, no dejándote llevar por modas y/o colores Y, QUE APUNTES LOS KMS que haces con ellas. Jubilándolas a los 700-800 km. Te ayudará este post sobre errores frecuentes.
  • Si lo necesitas, hazte un estudio de la pisada, muchas lesiones vienen de ahí. ¿Necesitas saber más sobre este tema? Pregúntanos! 🙂

Y recuerda que no se debe correr para estar en forma, es justo al contrario, debes ponerte en forma para correr.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *