ERRORES MÁS FRECUENTES… EN RUNNING

Quizás ahora sea el mejor momento para comentar estos frecuentes errores en running (o carrera a pie). Esta mañana, ya os hemos dejado unas pinceladas en los vídeos de Snapchat y de Instagram (historias diarias) de nuestra matriz PLAN INTEGRAL Nutrición y Entrenamiento.


En estas fechas, hay muchísimas personas que piensan salir a corretear por las calles para “ponerse en forma” (bien como compensación a los excesos, bien como propuesta “típica” navideña). Sea como fuere, es justo al revés, hay que ponerse en forma para correr, no correr para ponerse en forma. Para ello es fundamental el entrenamiento de fuerza (no el clásico entrenamiento de culturismo), sino un entrenamiento específico y adaptado a ello. 

Otro “error” muy habitual es, ver a estas personas correteando con un calzado que NO es apropiado para correr. Hay que invertir en unas BUENAS zapatillas específicas para esta práctica deportiva, con buena amortiguación, especialmente cuando llevamos bastantes kilos extras en el cuerpo. Si necesitas consejo, PREGÚNTANOS. Estaremos encantados de ayudarte. 

 

Por supuesto, no deberías dejarte llevar por las modas para elegirlas. Algunos tipos de zapatillas se han puesto de moda porque supuestamente nos daban unos supuestos beneficios físico-estéticos. Esas marcas, tienen ya varias denuncias y multas millonarias por publicidad engañosa. ¿Os acordáis de aquellas en las que te “balanceabas”?

Para elegir unas buenas zapatillas, tampoco debemos dejarnos llevar por los colores, pues la misma zapatilla, en diferentes sitios, la encontramos en multitud de colores distintos.

Lo que sí debemos hacer es PROBARLA en la tienda. Pero no basta sólo con calzárnosla y ponernos de pie. Si vamos a correr con ellas, CORRE por la tienda con ellas! Salta! PRUÉBALAS de verdad! Sin miedo! Es como cuando te vas a comprar un coche. Siempre lo pruebas, ¿Verdad? Pues tus pies, tus rodillas, tu columna, tu cadera, etc no es menos importante.

Hay que recordar que entre la punta del dedo gordo del pie y la punta de la zapatilla, debe quedar entre medio dedo y un dedo, para que cuando el pie dilate, no padezcamos de uñas negras y dolorosas. Especialmente en las bajadas… 

 

También es frecuente no dar la importancia que se merecen a los calcetines. Responsables de muchas ampollas. Hay que fijarse en las zonas de mayor fricción, y dar un poquito de vaselina, para evitar la aparición de las molestas ampollas. Otro truco es, cuando ya están rígidos o aparentemente “viejitos”, darles la vuelta y ponérnoslos al revés para que no nos hagan rozaduras (especialmente con las costuras que son las que primero se quedan rígidas).

¿A que ahora te estás preguntando que por qué se quedan rígidos? Y si ocurrirá lo mismo con el resto de la ropa técnica (específica para cada deporte), ¿verdad?

A la ropa técnica, no se le puede echar suavizante, porque entonces deja de cumplir su función de evaporación del sudor, aislante térmico, etc, porque taponamos las celdillas de la prenda. Éste es uno de los motivos por el que cogen olor rápido, porque le hemos echado suavizante. Así que, como no se le puede echar suavizante, las prendas se quedan más rígidas.

Otro error habitual es salir a recorrer siempre la misma distancia, o cada día más distancia que el anterior, sin programa ninguno. Y, generalmente, por las mismas rutas. El cuerpo necesita estímulos nuevos, así que, hay que programar el entrenamiento y, si no sabemos, debemos ponernos en manos de un entrenador especializado. Recuerda que no sólo es cuestión de entrenar, también es necesario descansar (y el descanso, también se programa).

Ahora te preguntamos nosotros a ti ¿Crees que la motivación es importante?… Tómate un segundo y reflexiona sobre esto.

Vale! Ya te ayudamos nosotros con la respuesta…

Por supuesto que sí. Es fundamental!

Hay que tener claro cuál es el objetivo y qué tenemos que hacer para conseguirlo. Y, recordarlo todos los días, puesto que siempre habrá días en los que no nos apetezca salir porque hace frío, porque hace calor, porque estoy cansado, porque tengo niños… SIN EXCUSAS! Recuerda tu objetivo, escríbelo en un papel y ponlo en la puerta de la nevera y… lucha por él.

Eso sí, como te indicábamos más arriba, también hay que darse días de descanso, porque muchas veces nos proponemos, por ejemplo, perder peso y decidimos salir todos los días a correr… pero el cuerpo también necesita un descanso y hay que aprender a escucharle.

Por nuestra experiencia, no podemos pasar por alto un tema tan importante como son las lesiones. Aquí el error más habitual suele ser… LA CABEZONERÍA.
Generalmente, cuando a la gente le duele algo, NO suele parar. Se sienten obligados a acabar el entrenamiento. Y cuando duele algo, hay que parar y ponernos hielo al llegar a casa, para bajar en lo posible la inflamación interna que tengamos. Además, se suele ignorar el dolor durante días, semanas, e incluso meses. La gente se toma un ibuprofeno y ya está.

HAY QUE IR A UN BUEN FISIO O A UN MÉDICO DEPORTIVO, no vale con un médico general. Incluso, primero, lo recomendable es ir al fisio, pues muchas veces, con una sóla sesión se queda resuelto el problema. Y, si tenemos un entrenador, hay que comunicárselo, para modificar el entreno y ver cuáles pueden ser las causas de la molestia.

También es habitual escuchar a la gente decir que ha salido a correr en ayunas, porque ha hablado con su vecino, y le ha dicho que le va muy bien para perder más grasa. Esta técnica sólo puede utilizarla quienes ya estén entrenados y lleven bastante tiempo corriendo y compitiendo.

(NOTA: Con “bastante tiempo” nos referimos a años).

Hay que comer, hay que alimentarse de forma correcta, para poder tener energía y para poder recuperar de la forma adecuada. Quién no esté entrenado y/o se esté iniciando, que se abstenga de utilizar esta técnica porque le puede dar un desmayo en plena calle.

Lo mismo ocurre con la bebida, muchos corredores no llevan líquido para hidratarse ni cuando están haciendo un entrenamiento largo y/o intenso. Cuanto más deshidratados, peor rendimiento.

Al igual que en malas ideas para perder grasa , estas personas que se envuelven en plásticos para perder más peso… ¿crees que es segura esa técnica?

Amig@, sentimos responder con un rotundo NO. Es un peligro ➜ por riesgo de deshidratación grave. Sólo se pierde líquido, que se recupera cuando se vuelve a beber. Es una práctica muy peligrosa que se extendió en España a finales de los años 80, principios de los 90. Y ya estamos casi en el 2017!!!

Hay que aprender a comer y hacer ejercicio. NO hay más fórmulas mágicas: nutrición y entrenamiento, en ese orden. El 70-80% del éxito es nutrición, el 20-30% restante es entrenamiento.

Y para cerrar el círculo de hoy.. volviendo al inicio y a los vídeos mencionados… hay que hacer entrenamiento de fuerza, aunque el objetivo sea la pérdida de peso graso. ¿Para qué? Para evitar descompensaciones musculares, para evitar lesiones, para aumentar el metabolismo y con ello, que nuestro organismo queme más Kcal tanto cuando estamos durmiendo, como cuando estamos entrenando, para ganar fuerza y recuperar mejor de los duros entrenamientos, para prevenir o mejorar la osteoporosis, para regularizar los ciclos hormonales y los cambios de humor, etc, etc

FELICES Y DEPORTIVAS FIESTAS! Y si necesitas ayuda… Contacta con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *