Rituales pre-competición. Son buenos??

Este verano, con las Olimpiadas, los grandes deportistas de talla mundial llamaron la atención con sus “rituales” personales antes de cada gran cita. Fueron especialmente comentados los de Rafa Nadal, Michael Phelps,…

Como sabéis, esto no ocurre sólo en élite y no siempre son acciones “rebuscadas”, puede ser simplemente, aislarse del mundo con tus cascos y tu música favorita (o una selección especial para estos eventos).

Otros deportistas prefieren caminar, darse instrucciones a sí mismos en voz alta, escribir en un cuaderno cómo se sienten o su estrategia, tumbarse en el suelo (por ejemplo en la pista de atletismo) y taparse la cara con una chaqueta o toalla, ponerse una cinta rosa en el pelo (a que ya os acordáis de esta atleta?) o simplemente llevar unas zapatillas que sólo utilizas para algunas pruebas “especiales”… en fin, una larga lista con la que podríamos llenar varias hojas.

Cuál es la función de estos rituales? Son manías absurdas? Son pérdidas de tiempo?

La función de estos rituales puede pasar desde una simple ganancia de autoconfianza (por control de la situación) en el deportista hasta incluso ayudar a concentrarse y a estabilizar (o canalizar) las emociones y sentimientos del atleta. Sí es importante remarcar, que sean cual sea el ritual que elija cada deportista no debe intentar eliminarse (algo que muchos entrenadores intentan llevar a cabo). Debe respetarse (esto también deberían hacerlo los compañeros de equipo en los deportes colectivos, en vez de mofarse).

Como decíamos, estos rituales aportan mayor control y les ayuda también a eliminar cualquier distracción negativa (o, por lo menos, a reducir su impacto) y así evitar interferencias con la competición.

Si te has quedado con las ganas y tú también te quieres sentir un “pro” con rituales… aquí te dejamos una idea de por dónde empezar:
  • Empieza con algunos ejercicios de respiración/relajación.
  • Visualiza tu éxito, bien repitiendo mentalmente imágenes de pruebas anteriores en las que tuvieras éxito, bien “imaginando” ese momento si todavía no lo has tenido. Recréate en las emociones positivas que te aporta.
  • Charla contigo mismo. Ese diálogo interno POSITIVO que ya conoces.
  • Tienes un mantra personal? Es el momento de utilizarlo para rendir al máximo.
  • Sobre todo, como siempre os decimos, DISFRUTA! Es tu momento.

Como puedes comprobar, ni son manías absurdas ni son pérdidas de tiempo. Tienen mucho que aportar al deportista. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *